Dra. Lunic

Lo que dice el síntoma

21/12/13. El síntoma y la enfermedad que “aquejan” a una persona, tienen una historia. Son una manera de expresarse, un lenguaje por el cual cada uno se habla a sí mismo, que sólo adquiere sentido y significado en el contexto general de la vida de esa persona.

Es por eso que averiguar esos significados son el trabajo que el paciente debe hacer para “completarse” para “entender” qué le pasa y poder integrar la experiencia a su vida.

Interpretar lo que se “está diciendo” a través del síntoma es parte del popular “conócete a ti mismo”. También cuando alguien hace algo peligroso para él y se le dice “cuidado que te va a dar un aire” (como diciéndole, no lo sigas haciendo que te va a hacer mal) se le advierte que eso malo se puede “fijar” en él y hacerse parte de su realidad permanente. Los pensamientos negativos y los miedos, también pueden fijarse y generar alteraciones en el cuerpo que con el tiempo alteren los equilibrios vitales.


Eliminar el síntoma sin haber comprendido y aliviado aquello que lo produce, llevaría al cuerpo a intentar otro diálogo, a través de otro síntoma.

El médico-terapeuta, estudia la historia clínica del paciente, lo revisa, diagnóstica, valida el sufrimiento, apoya, ayuda y muestra al paciente el camino del auto conocimiento, de la responsabilidad sobre sí mismo, la manera de aceptar lo que le sucede, y lo ayuda a elegir, a tomar alguna decisión sobre qué hacer con su problema y con su vida.

El paciente en este modo de abordaje, es un participante activo, un protagonista de su tratamiento. No se trata de sólo de hacer estudios, tomar medicamentos, o aprender las técnicas de relajación o de manejo del estrés o hacer ejercicios. Sin un cambio de conciencia no se obtienen los mejores resultados.

El paciente debe “trabajar” en los cambios necesarios de estilo de vida, manejo de las emociones (que cuando se desbordan e inundan la realidad pueden ser perjudiciales) Trabajar para entender su realidad, en cómo es mejor expresarse en las relaciones consigo mismo y con el medio. En como evitar las situaciones que lo desbordan y le traen consecuencias negativas.

PARA TODO ESTE PROCESO ES IMPORTANTE HACERSE LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:

Sintoma

¡Importante!

  • Estas preguntas se deben volver a realizar cada “X” tiempo.
  • Escribir las respuestas cada vez y ver si hubo algún cambio.
  • Con el tiempo y el trabajo, la narrativa que se tiene de un problema va variando, y por lo tanto también el impacto del problema.

Por: Dra. Lunic